domingo, 27 de marzo de 2016


Habibi ya nour el-aien


Durante años has morado en mi imaginación, siendo faro de mis ojos. Cuando yo navegaba como barco sin destino perdida, mande a las musas ,”hijas de la memoria” a visitarte en sueños y hablarte ,desde entonces tus ojos están conmigo encendiéndome. Ahora los dos estamos perdidos, navegando en el mar de lo prohibido, en la soledad de la noche tú , esperando que amanezca yo. En una búsqueda  dual  como la noche al día, la oscuridad la luz , te recibo y me penetras como la lluvia a la tierra ,atrapados en silencio,  a escondidas o a tu lado, como el lobo y  lady halcón, aunque todo sea fruto de un hechizo… puedes llevarme donde quieras amor.

viernes, 11 de marzo de 2016

Juan Peña- Te he seguido amando


A pesar de la distancia.......

Dime,por favor,oh amor,si mis ojos ven (fuera de mí) 
la verdadera belleza a la que aspiro
o si la tengo en mí cuando
a cualquier parte que mire,
veo la imagen esculpida de su cara.

el amor contesta:

Desde las más altas estrellas desciende
un esplendor que atrae nuestro deseo;
es lo que aqui llamamos amor.
Y un corazon noble puede comprenderlo,
inflamarlo y guiarlo mediante una cara que,
en sus ojos,se le parezca


EL CORAZON TARDA EN AMAR LO QUE EL OJO NO VE


(Historia de la estética)

miércoles, 9 de marzo de 2016

Roja Boca -los nocheros



Un día un pequeño Elfo  se introdujo en el firdaus y atraído por una rosa voló hacia ella ,con tanto ímpetu la exhaló que le robó su olor.Enfadada el hada que allí reinaba,lo condenó a salir cada amanecer en busca de una flor y llenar con su esencia a la rosa,  al anochecer.Lejos de amargarse el Elfo se sentía afortunado de su condena,ello le permitía cada noche disfrutar de su rosa, porque acurrucadito dormía entre sus pétalos,en su pecado llevaba su penitencia ,pero también su bendición,quedando atrapado inmortalmente en el interior del cuento.

si eres como te imagino 
no tengo modo de escaparme
Tu cuerpo es como un remolino
y no hay conjuro que me salve
Si eres como te presiento
estoy perdido en este cuento





martes, 8 de marzo de 2016

.

Mi niño no se duerme,
mi niño está hechizado,
una estrella del cielo,
lo tiene prendado

Duérmete mi niño,
duérmete mi amor,
duérmete ésta noche,
que te velo yo.

Cierra los ojos mi niño,
mi niño ciérralos,
te hablare de hadas,
te hablare de amor.
Y si duermes antes del alba,
te la traigo yo
.
Creyó el niño al hada,
y cayó rendido en su hato;
acunado por manos blancas,
 y una estrella a su lado.

Cierra un ojo el niño, 
el otro lo está cerrando.
Mientras, el hada embelesada
lo está contemplando


domingo, 6 de marzo de 2016

sábado, 5 de marzo de 2016

Muhammad ibn ´Abbad Al-Mutamid (1069-1090)




Palabras escritas hace casi 1000 años,cobran especial importancia en estas noches mágicas donde la sosegada Hada Agrilla,lucha contra la fuerza que emana de su interior y la obliga a presentarse ante los mortales como hechicera.No quiere ella sino hablar por la  boca del Gran Rey-Poeta de su vecina Sevilla.

Amor onírico 

Te he visto en sueños en mi lecho
y era como si tu brazo mullido fuese mi almohada,
era como si me abrazases y sintieses
el amor y el desvelo que yo siento,
es como si te besase los labios,la nuca,
las mejillas, y lograse mi deseo.
¡Por tu amor¡,si no me visitase tu imagen
en sueños,a intervalos,no dormiría mas


La Carta

 Te escribo consciente de que estás lejos de mí, y en mi corazón, la congoja de la tristeza; no escriben los cálamos sino mis lágrimas que trazan un escrito de amor sobre la página de la mejilla; si no lo impidiera la gloria, te visitaría apasionado y a escondidas, como visita el rocío los pétalos de la rosa; Te besaría los labios rojos bajo el velo y te abrazaría del cinturón al collar; ¡Ausente de mi lado, estás junto a mí! Si de mis ojos estás ausente, no de mi corazón. ¡Cumple la promesa que nos hicimos, pues yo, tú lo sabes, cumplo mi parte! El corazón El corazón persiste y yo no cesa; la pasión es grande y no se oculta; las lágrimas corren como las gotas de lluvia, el cuerpo se agosta con su color amarillo; y esto sucede cuando la que amo, a mí está unida: ¿Qué sería, si de mí se apartase?